Uruguay al mundial, sufriendo…

A veces me pregunto por qué en Uruguay o por qué los uruguayos tenemos siempre que sufrir tanto para lograr los objetivos? Parece que el fútbol es nuestro mejor reflejo, porque no recuerdo que haya habido partido importante que hayamos ganado con claridad, pero sí me acuerdo de muchos como el de ayer: con mucho sufrimiento.

Uruguay se clasificó finalmente al mundial, luego de vencer en el repechaje a Costa Rica en dos partidos. El de ayer fue en el Estadio Centenario, donde arrastrábamos una victoria de visitante 1 a 0, lo que quiere decir que el empate o la victoria ya nos clasificaba, pero la derrota nos dejaba afuera.

Uruguay ganó, jugó mucho mejor que una discreta selección de Costa Rica, pero la pelota no entraba en el arco. Finalmente cuando entró y pensábamos que ya era partido cerrado, los “ticos” marcaron el empate (resultado final) y, en los últimos 20 minutos, nos dedicamos a sufrir.

Esto pasa muchas veces a nivel país: Uruguay consigue cosas, pero no de forma sencilla y no sin antes sufrir. Hoy este era el comentario en todas las esquinas, “¿por qué sufrimos tanto?”, inclusive ocupó la tapa de todos los diarios y hasta los jugadores citaron al sufrimiento como una característica uruguaya.

Mucho se puede deber a que Uruguay es un país muy pequeño, sin mucha producción industrial o agrícola, que nos hace siempre depender de terceras economías, lo que nos dificulta a la hora de trazar planes a largo plazo, ya que dependemos de muchos factores externos.

Igualmente creo que esta característica no es del todo mala, sino que nos hace diferentes y capaces de adaptarnos a escenarios distintos o nuevas realidades con mayor velocidad que otros países, buscando soluciones utilizando recursos poco usuales o más escasos.

Es un poco raro mezclar al deporte con la vida productiva de un país, pero creo que es una perspectiva distinta de una realidad similar. En definitiva, Uruguay va a jugar el mundial y eso es lo que importa … ojalá suframos mucho en Sudafrica.