La guerra de los relojes inteligentes

Seguro has leído bastante en los últimos meses sobre los Relojes Inteligentes o SmartWatch, pero no necesariamente en sitios especializados en gadgets.

A pesar de que ya poseen más de 4 años en el mercado, no fue hasta Octubre del año pasado, cuando Apple anunció el lanzamiento de su reloj que todos comenzaron a hablar de ellos.

Lo primero que hay que definir, es que los relojes inteligentes aún no son dispositivos en sí, sino accesorios del móvil. Esto quiere decir que aún no son independientes y que solo funcionan cuando un móvil u otro dispositivo madre (puede ser tableta o incluso PC) le transmiten datos y conectividad.

Dentro de este nicho hay 3 grandes actores: Apple, Google y las empresas Indies.

Apple_Watch_logo

El 24 de abril fue el lanzamiento oficial del Apple Watch, si bien aún no hay cifras oficiales, distintas consultoras estimaron una venta de 2,5 a 3 millones de unidades en la primer semana de vida, que es más que lo que toda su competencia vendió en 2 años.

El Apple Watch no busca ser un simple gadget, sino que esta orientado desde su comunicación a una pieza de joyería.

A pesar de tener apenas un mes de vida, ya cuenta con 5000 aplicaciones. Posee una amplia gama de funcionalidades disponibles, dentro de las que se destacan las de notificaciones, ejercicio y servicios. La gran limitante es su batería, ya que no posee una autonomía mayor a las 24 horas y de tan solo 5 o 6 con uso frecuente.

android wear logo

Desde hace ya dos años, Google esta también en este nicho, aunque con menos marketing y números que demostrar. En dos años tan solo se han vendido poco más de 1 millón y medio de unidades.

Android Wear es la distribución exclusiva para wearables y por lo tanto para relojes. Samsung (aunque abandono Google y ahora desarrolló su propio OS), LG, Motorola han sido los grandes abanderados. ¿Cual es el gran defecto? El OS es estupendo, pero corre en hardware muy distinto, lo que brinda una experiencia aún pobre al usuario.

Logo Smartwatch Pebble Time and Time Steel

Finalmente entran los productos Indies al mercado, liderados por Pebble y la más reciente Olio. Particularmente son usuario de Pebble hace ya un tiempo y debo reconocer que es un accesorio sumamente útil. Como gran defecto, es que su estética no es tan cuidada, posee mucho menos funcionalidades que el Apple Watch, pero a cambio hace de una forma estupenda su principal acción: las notificaciones. Además es sumergible y por sobretodo su batería dura realmente una semana. En un año de vida, la empresa vendió un millón de relojes inteligentes.

Pebble anunció en Febrero un nuevo modelo (Pebble Time / Time Steel), con el cual batió récords de apoyo en Kickstarter. A pesar de una pequeña demora, debería comenzar las entregas esta semana (espero el mío pronto). En este nuevo modelo realiza un cambio de OS, enfocado en mejorar las notificaciones a nivel temporal y de agregar más aplicaciones. Lo bueno de Pebble es que es compatible con iOS y Android, aunque con este último posee mayor funcionalidad.

Este 2015 será una lucha que se llevará a cabo en las muñecas. El crecimiento de estos dispositivos despierta para mi el aprovechar una nueva funcionalidad que nos da la tecnología: la posibilidad de expandir nuestros servicios con funcionalidades simples, pero que aumentarán la impulsividad de los consumidores.

Por otro lado, se abre una nueva gran métrica, hasta ahora no tan sencilla para el mundo del marketing digital: la posibilidad de interactuar con el pulso de los clientes. Si las políticas de privacidad de Apple, Google y demás no fueran tan estrictas, ¿se imaginan el poder de tener por API cual es tu estado de ánimo frente a un producto?

Google ahora por el mercado de la TV

Hace unos días comentaba la excelente iniciativa de Samsung al poner una tienda de aplicaciones en sus televisores. Ahora parece sumarse un nuevo actor, ya que según el NYT, Google estaría trabajando en un nuevo proyecto denominado GoogleTV.

La idea consiste básicamente en replicar el modelo que han desarrollado para Android y próximamente para ChromeOS, realizando un sistema operativo genérico, capaz de adaptarse a cualquier hardware, para participar así de la intermediación de contenidos y aplicaciones.

Junto con Intel, Sony y Logitech, la idea de Google es cambiar la experiencia para el usuario, pero sobretodo convertir un electrodoméstico tan extendido como la televisión en una ewallet.

Recuerdo que ya en el 2007 en Ad-tech de San Francisco, Google presento para USA y UK una iniciativa de compra de inventario en TV, pero aún hoy no posee demasiado éxito, por lo que el deseo de Google de participar en este medio lleva ya un tiempo.

Publicidad, contenido o aplicaciones, no importa si es uno o todos de ellos, Google se quiere convertir en el proveedor de OS en la nube para todo aquello que usamos cotidianamente.

Internet, móviles, compras y ahora televisión, se imaginan el algoritmo de publicidad que Google puede hacer si trackea todos estos datos de nuestra conducta …

Televisores, wifi y tiendas de aplicaciones

En los últimos 5 años, Samsung ha sido una de las empresas que mejor se ha posicionado en el mercado de tecnologías de consumo.

La gama de televisores LED que han lanzado al mercado es simplemente brillante en cuanto a producto, pero estaba un tanto incompleto respecto a prestaciones de otras marcas en la implementación de tecnologías como internet y conectores HD.

Pero ayer, leí la noticia que me hizo dar cuenta que muy pronto la experiencia de usuario con la televisión va a cambiar considerablemente y las empresas desarrolladores del hardware van a tener una importancia que hasta ahora no tenían en cuenta.

Samsung ha firmado un contrato con Skype, para agregar su aplicación por defecto a todos los televisores LED de la gama 8000 y 9000, además adelantaron su idea de construir una tienda de aplicaciones directo desde el televisor.

De nuevo, la idea de tienda de aplicaciones, parece un refrito que hay que agregarle a todos los dispositivos desde el éxito obtenido en los smartphone, sobretodo el iPhone, pero la posibilidad de agregar un canal de distribución en la TV me parece genial.

Ya lo intento Apple hace unos años con el AppleTv, pero se distrajeron rápidamente hacia otros productos y olvidaron abrir su tienda hacia otros países fuera de US. Western Digital y otras empresas también sacaron soportes multimedia, pero nunca pensaron en una tienda.

Ahora, los fabricantes, aunque especialmente Samsung, se dan cuenta de que tienen la puerta abierta a un nicho de mercado alto y quieren aprovecharlo, a los cuales pueden venderle desde series de TV hasta aplicaciones de comunicación o juegos. ¿Se imaginan un casino online preinstalado en cada televisor led?

Creo que es hora de replantear algunas cadenas de distribución de contenido, como es la televisión por cable, si es que quiere sobrevivir en los próximos años.