iGaming: el futuro y los mercados regulados

Este es un articulo que hace un par de meses estoy por escribir, pero no quería hacerlo hasta después de Londres, para no tener la visión de una o dos empresas al respecto, sino de todas.

El 2011 va a ser un año muy duro, no solo para los operadores, sino también para el mercado de afiliación y agencias del sector.

A diferencia de lo que paso en el 2006 en USA, durante el 2010 varios estados de la UE como Italia o Francia ampliaron su regulación para permitir el juego en línea, pero bajo parámetros muy específicos: altos impuestos y ambiente cerrado para los usuarios de cada país. Resumiendo: por ejemplo en Italia, el Poker ya es legal, pero los apostadores de ese país pueden jugar entre sí y no contra jugadores del resto del mundo. En Francia, la regulación ya esta activa y permite operar pero con tasas de hasta el 41% de las ganancias.

Durante este 2011 permanecerá esta tendencia de regulación para la apertura de mercados, lo cual es un buen síntoma, pero podrán los operadores públicos (aquellos que cotizan en bolsa y deben hacer las cosas bien) trabajar con impuestos tan altos?

España, Alemania y Finlandia serán los próximos tres países realmente importantes que se regularan. Los dos primeros, son el gran paraíso de las apuestas deportivas, mientras el tercero (Finlandia) es el mercado más deseado por cualquier operador de casino.

Actualmente los operadores están acostumbrados a tributar entre un 0% y 4% de sus utilidades (según país), es realmente un desafío poder operar con hasta 10 veces más impuestos.

En los mercados regulados las empresas adquieren valor, siempre y cuando sean rentables. Obtener jugadores hoy tiene un costo, que mayoritariamente se graba por el valor operacional y el de marketing. Hoy las regulaciones, dejan a los otros dos, en una muy mala posición.

Operar en esta realidad, es sin dudas muy difícil, inclusive para los que hoy lideran los mercados, por ello los operadores estudian dos situaciones: a) intentar fusionarse para lograr más cuota de mercado e intentar ser rentable (Party/Bwin) ó b) volver a ser empresa privada, salir de bolsa y realizar acciones sin importarle un bledo las regulaciones (como es el caso de PokerStars o FullTilt).

Sin dudas la opción B es mucho más redituable, pero se vuelve como realizar cualquier tipo de actividad ilegal.

Por otro lado, para los soportes (afiliados, agencias o clubes deportivos) las regulaciones son la peor noticia de todas, ya que hay mucho menos que repartir. Un caso muy sencillo, es el de España, quien esta decidiendo cuan alto será el impuesto para los operadores. La ley inicial que se esta por aprobar estos días dice que el mismo será de un 10%, no de las ganancias, sino de los depósitos de los jugadores, sin duda la ley más absurda de todas, aunque en las últimas semanas ha dado un cambio significativo hacia la reducción de de los porcentajes (ultima actualización) .

Con estas condiciones, la Liga Española de Fútbol (LFP) deberá seguir buscando nuevos sponsor en Qatar, porque ni Bwin, ni Sportingbet, ni PAF, ni cualquier otro operador o apuesta deportiva podrá operar con suficiente margen aquí. Es más, ya están aquí las primeras repercusiones .

Para los afiliados otra mala noticia. Ya es muy difícil vender tráfico actualmente (siempre los operadores lloraran por mejor que sean), imaginense un mercado como es por ejemplo el francés, donde el estado se queda con el 41% del revende share y entre el operador y el soporte se lleven el resto.

La idea no es mostrar una apocalipsis, pero si un período de profesionalización muy alto, donde tan solo lo que hacen bien las cosas permanecerán (al menos si quieren seguir cotizando en bolsa) y donde otros tantos decidirán continuar siendo empresas privadas que le darán la posibilidad o no de operar en mercados regulados, pero sin pagar impuestos.