Argentina, Uruguay y la credibilidad

Desde los últimos 8 años estoy muy vinculado afectiva y económicamente a la Argentina, a tal punto que la mayoría de mis mejores momentos han sido en tierras argentinas.
Siempre se dice que argentinos y uruguayos, somos hermanos y de verdad así lo creo, porque salvo pequeñas diferencias, somos pueblos sumamente parecidos.
Tal vez una de las mayores características que nos diferencian es la credibilidad en las instituciones que posee cada país.
En Argentina las instituciones como sus componentes están claramente devaluadas en  credibilidad, lo que produce una sensación de inestabilidad constante. Mientras que en Uruguay, a pesar de que existen también muchas situaciones atípicas, la credibilidad es aún un don que sus estructuras mantienen.
Para ahondar esta idea voy a utilizar como ejemplo las próximas elecciones que se suceden en ambos países el próximo 28 de junio.
En Argentina, las elecciones son de corte legislativo, ya que tanto la cámara de senadores como de diputados renovarán bancas, mientras que en Uruguay las elecciones que se aproximan son internas de cada partido, las cuales buscan elegir un candidato único por sector.
Desde hace ya varias semanas en Argentina la oposición esta criticando y cuestionando muy duramente a las consultoras sobre las cifras que ellas brindan de las encuestas, denunciando al gobierno de comprar los resultados, tratando de volcar así a los indecisos hacia su partido.
Ya de por sí tratar de entender a la política argentina es algo sumamente difícil, porque año tras año, los que eran amigos son luego enemigos y viceversa. Luego de vivir 7 años en Buenos Aires sigo realmente sin entender que es el Peronismo en si o si aún sobreviven radicales.
Más allá de la ideología, es realmente muy difícil poder confiar en un país donde encuestadoras oficiales dan una cifra de 15% a favor del gobierno K actual, mientas que las no compradas dan un empate técnico a favor del Pro en provincia de BsAs. Otro ejemplo son los resultados de capital, donde las encuestadoras “oficialistas” dan a los candidatos del Frente para la Victoria como ganadores, luego el Pro y finalmente Stolbizer-Alfonsin. Otras en cambio ubican primero al Pro, luego a Stolbizer-Alfonsín y terceros (lejos) la formula K.
Ya demasiada polémica causa todos los meses las mediciones del INDEC argentino, como para ahora también cuestionar el resultado de empresas privadas y que supuestamente (y defendiendo una profesión) deben ser imparciales para mostrar resultados tan objetivos como debe ser una encuesta.
Estas dos últimas semanas los planes, la ideas, el debate sobre el modelo ya se ha dejado completamente de lado y el tema ha sido la credibilidad, la confianza de las instituciones en sí que ya ha sido perdida por el constante manoseo de sus protagonistas (sin importar quien sea).
En Uruguay en cambio, hay algunos conceptos básicos que nadie cuestiona y luego de vivir bastante tiempo afuera, ahora realmente logro darle valor a este detalle.
Uruguay es un país que cambia para no cambiar y si bien esto es malo para muchas cosas, también es bueno para poder pensar a largo plazo, ya que uno puede predecir (con cierto margen de error, es cierto) lo que va a pasar en 5 o 10 años y eso se logra únicamente con la credibilidad que su gobierno o su pueblo otorga.
Volviendo a las encuestadoras, me sorprende ver como varias empresas (por no decir todas) dan resultados casi iguales, sin importar quien sea el que pague esta encuesta, ya sea el partido oficialista o su más acérrimo rival, y saben que … esto da mucha tranquilidad.
Con esto no digo que los uruguayos seamos perfectos y los argentinos personas en quienes no confiar, pero lo que si quiero decir, es que en Uruguay aún se respetan las instituciones, sin importar que partido sea el que gobierne y esto da credibilidad y confianza, tanto para los que vivimos en este país, como para los que quieren invertir en él.
Argentina necesita un cambio en este aspecto, pero sería tonto pensar que debe venir de su clase política. El cambio es cultural y debería iniciarse en sus propios ciudadanos.

Desde los últimos 8 años estoy muy vinculado afectiva y económicamente a la Argentina, a tal punto que la mayoría de mis mejores momentos han sido en tierras argentinas.

Siempre se dice que argentinos y uruguayos, somos hermanos y de verdad así lo creo, porque salvo pequeñas diferencias, somos pueblos sumamente parecidos.

Tal vez una de las mayores características que nos diferencian es la credibilidad en las instituciones que posee cada país.

En Argentina las instituciones como sus componentes están claramente devaluadas en  credibilidad, lo que produce una sensación de inestabilidad constante. Mientras que en Uruguay, a pesar de que existen también muchas situaciones atípicas, la credibilidad es aún un don que sus estructuras mantienen.

Para ahondar esta idea voy a utilizar como ejemplo las próximas elecciones que se suceden en ambos países el próximo 28 de junio.

En Argentina, las elecciones son de corte legislativo, ya que tanto la cámara de senadores como de diputados renovarán bancas, mientras que en Uruguay las elecciones que se aproximan son internas de cada partido, las cuales buscan elegir un candidato único por sector.

Desde hace ya varias semanas en Argentina la oposición esta criticando y cuestionando muy duramente a las consultoras sobre las cifras que ellas brindan de las encuestas, denunciando al gobierno de comprar los resultados, tratando de volcar así a los indecisos hacia su partido.

Ya de por sí tratar de entender a la política argentina es algo sumamente difícil, porque año tras año, los que eran amigos son luego enemigos y viceversa. Luego de vivir 7 años en Buenos Aires sigo realmente sin entender que es el Peronismo en si o si aún sobreviven radicales.

Más allá de la ideología, es realmente muy difícil poder confiar en un país donde encuestadoras oficiales dan una cifra de 14% a favor del gobierno K actual, mientas que las no compradas dan un empate técnico a favor del Pro en provincia de BsAs. Otro ejemplo son los resultados de capital, donde las encuestadoras “oficialistas” dan al del Frente para la Victoria compitiendo fuertemente con el PRO por el primer puesto y en tercer lugar el Acuerdo Cívico y Social. Otras en cambio ubican primero al Pro (con mucho aire), luego a Prat Gay (Acuerdo Cívico y Social) y terceros (lejos) la formula K.

Ya demasiada polémica causa todos los meses las mediciones del INDEC argentino, como para ahora también cuestionar el resultado de empresas privadas y que supuestamente (y defendiendo una profesión) deben ser imparciales para mostrar resultados tan objetivos como debe ser una encuesta.

Estas dos últimas semanas los planes, la ideas, el debate sobre el modelo ya se ha dejado completamente de lado y el tema ha sido la credibilidad, la confianza de las instituciones en sí que ya ha sido perdida por el constante manoseo de sus protagonistas (sin importar quien sea).

En Uruguay en cambio, hay algunos conceptos básicos que nadie cuestiona y luego de vivir bastante tiempo afuera, ahora realmente logro darle valor a este detalle.

Uruguay es un país que cambia para no cambiar y si bien esto es malo para muchas cosas, también es bueno para poder pensar a largo plazo, ya que uno puede predecir (con cierto margen de error, es cierto) lo que va a pasar en 5 o 10 años y eso se logra únicamente con la credibilidad que su gobierno o su pueblo otorga.

Volviendo a las encuestadoras, me sorprende ver como varias empresas (por no decir todas) dan resultados casi iguales, sin importar quien sea el que pague esta encuesta, ya sea el partido oficialista o su más acérrimo rival, y saben que … esto da mucha tranquilidad.

Con esto no digo que los uruguayos seamos perfectos y los argentinos personas en quienes no confiar, pero lo que si quiero decir, es que en Uruguay aún se respetan las instituciones, sin importar que partido sea el que gobierne y esto da credibilidad y confianza, tanto para los que vivimos en este país, como para los que quieren invertir en él.

Argentina necesita un cambio en este aspecto, pero sería tonto pensar que debe venir de su clase política. El cambio es cultural y debería iniciarse en sus propios ciudadanos.

TV vs Internet

En los últimos años las pautas en Internet han irrumpido en los planes de Marketing de las empresas más importantes, ganando cada vez más terreno.
A nivel internacional, los medios digitales ocupan entre un 7% y 10% de las pautas globales. En Uruguay este proceso es mucho más lento y recién sobre este año las empresas están comenzando a tomar enserio Internet. El promedio en Uruguay de los medios digitales dentro de los presupuestos no llega aún al 1%.
Este ha sido uno de los motivos por los cuales decidimos crear la primer central de medios digital y por la cual hemos comenzado a trabajar con varias empresas locales.
Quiero desarrollar el caso de una en particular, la cual es una importante firma financiera, la cual confiaba en Internet pero no había tenido resultados positivos y nos permitió poder tener bastante injerencia en su comunicación global.
Si bien conocían el medio, no estaban muy seguros de como enfocar su publicidad y en una primera instancia lo hicieron de forma interna (inhouse) y los resultados fueron apenas notorios.
El primer concepto que desarrollamos con ellos fue “descontracturar” la marca, creando landing pages especiales para cada uno de sus productos, permitiendonos concentrarnos más en cada rama de inversión sin saturar de información innecesaria al usuario.
La primer respuesta positiva fue en visitas, pero durante los primeros días tres días no se daban los contactos esperados. Ahí descubrimos que teníamos que trabajar sobre la manera de interactuar y llamar la atención del usuario.
Los cambios fueron muy simples: a) creamos un formulario de atención personalizada, b) trabajamos más graficamente los mensajes y menos textuales. Como consecuencia los resultados explotaron.
Tomamos a la empresa con 7 contactos semanales, hoy cinco semanas luego de haber comenzado tenemos entre 55 y 60 contactos diarios de transacciones.
Esta era una de esas empresas que invertía menos del 1% en Internet. Comenzaron con ese concepto con nosotros y hoy ocupamos ya el 8% de su inversión total y hemos igualado los resultados que obtienen en televisión con 8 veces más inversión.
Es claro que la TV redunda también en nuestro resultado y es parte fundamental para nuestro éxito, pero demostramos que Internet es un medio que nos permite jugar con mucho mayor dinámica y si se conoce exactamente el usuario potencial, el costo por impacto es sumamente menor que el de la TV.
Bottom Line:
– Internet ocupaba el 0.5% de su inversión global y ahora roza el 10%
– Internet obtiene el mismo resultado que TV, con 8 veces menos de inversión
– Internet permite personalizar la comunicación y dinamizarla sin grandes costos, evitando errores

En los últimos años las pautas en Internet han irrumpido en los planes de Marketing de las empresas más importantes, ganando cada vez más terreno.

A nivel internacional, los medios digitales ocupan entre un 7% y 10% de las pautas globales. En Uruguay este proceso es mucho más lento y recién sobre este año las empresas están comenzando a tomar enserio Internet. El promedio en Uruguay de los medios digitales dentro de los presupuestos no llega aún al 1%.

Este ha sido uno de los motivos por los cuales decidimos crear la primer central de medios digital y por la cual hemos comenzado a trabajar con varias empresas locales.

Quiero desarrollar el caso de una en particular, la cual es una importante firma financiera, la cual confiaba en Internet pero no había tenido resultados positivos y nos permitió poder tener bastante injerencia en su comunicación global.

Si bien conocían el medio, no estaban muy seguros de como enfocar su publicidad y en una primera instancia lo hicieron de forma interna (inhouse) y los resultados fueron apenas notorios.

El primer concepto que desarrollamos con ellos fue “descontracturar” la marca, creando landing pages especiales para cada uno de sus productos, permitiendonos concentrarnos más en cada rama de inversión sin saturar de información innecesaria al usuario.

La primer respuesta positiva fue en visitas, pero durante los primeros días tres días no se daban los contactos esperados. Ahí descubrimos que teníamos que trabajar sobre la manera de interactuar y llamar la atención del usuario.

Los cambios fueron muy simples: a) creamos un formulario de atención personalizada, b) trabajamos más graficamente los mensajes y menos textuales. Como consecuencia los resultados explotaron.

Tomamos a la empresa con 7 contactos semanales, hoy cinco semanas luego de haber comenzado tenemos entre 55 y 60 contactos diarios de transacciones.

Esta era una de esas empresas que invertía menos del 1% en Internet. Comenzaron con ese concepto con nosotros y hoy ocupamos ya el 8% de su inversión total y hemos igualado los resultados que obtienen en televisión con 8 veces más inversión.

Es claro que la TV redunda también en nuestro resultado y es parte fundamental para nuestro éxito, pero demostramos que Internet es un medio que nos permite jugar con mucho mayor dinámica y si se conoce exactamente el usuario potencial, el costo por impacto es sumamente menor que el de la TV.

Bottom Line:

  • Internet ocupaba el 0.5% de su inversión global y ahora roza el 10%
  • Internet obtiene el mismo resultado que TV, con 8 veces menos de inversión
  • Internet permite personalizar la comunicación y dinamizarla sin grandes costos, evitando errores

Este es el primer post

Desde hace un tiempo pensaba la idea de hacer un blog, aunque en un principio no encontraba exactamente el interés o el motivo de porque hacerlo, tanto para mi como para ustedes.
Trabajo en Marketing Online desde hace 8 años, de los cuales, seis años y medio me dedique a lo que más me desafía: emprender.
Creo que mi empatía para hacer este blog se debía a que no soy afecto a las herramientas sociales, salvo aquellas que por alguna razón profesional son de utilidad, sino las considero (en mi etapa actual) una perdida de tiempo.
Creo que mi temor era convertir mi blog, justamente es una porción de facebook o twitter, cuando no era mi idea.
Este es un nuevo período de mi vida, donde estoy construyendo una nueva etapa en casi todos los sentidos, separandome de cosas que significaron muchisimo para mi y este proceso me ha llevado a alejarme un poco de todos personal y laboralmente, por esto, los otros días en una conferencia donde vi varios amigos con los cuales no pasaba tiempo desde hace mucho me decidí a hacer este blog para compartir y desarrollar ideas con ellos y otras personas que vendrán en el futuro.
Los últimos 6 años de mi vida han sido sumamente intensos, aprendí a crear empresas, a dirigirlas, venderlas, comprar otras y volver a construir. Creo que me he dado cuenta que lo que me apasiona es emprender, siempre construir y cambiar, equivocandome y acertando en el medio, pero sin temerle a esa palabras que a tantos asustan como “fracaso”, “intentar”, “aprender” o “arriesgar”.
Desde este blog quisiera compartir ideas, proyectos, experiencia y también aprender mucho de las opiniones de ustedes. Espero que este sea un espacio útil para todos y por supuesto para mi mismo.

Desde hace un tiempo pensaba la idea de hacer un blog, aunque en un principio no encontraba exactamente el interés o el motivo de porque hacerlo, tanto para mi como para ustedes.

Mi nombre es Daniel Padilla (Mayo, 1981), trabajo en Online Marketing desde hace ocho años, de los cuales, seis y medio me dedique a lo que más me desafía: emprender.

Creo que mi empatía para hacer este blog se debía a que no soy afecto a las herramientas sociales, salvo aquellas que por alguna razón profesional son de utilidad, sino las considero (en mi etapa actual) una perdida de tiempo.

Creo que mi temor era convertir mi blog, justamente es una porción de facebook o twitter, cuando no era mi idea.

Este es un nuevo período de mi vida, donde estoy construyendo una nueva etapa en casi todos los sentidos y este proceso me ha llevado a alejarme un poco de todos personal y laboralmente, por esto, los otros días en una conferencia donde vi varios amigos con los cuales no pasaba tiempo desde hace mucho me decidí a hacer este blog para compartir y desarrollar ideas con ellos y otras personas que vendrán en el futuro.

Los últimos 6 años de mi vida han sido sumamente intensos, aprendí a crear empresas, a dirigirlas, venderlas, comprar otras y volver a construir. Creo que me he dado cuenta que lo que me apasiona es emprender, siempre construir y cambiar, equivocandome y acertando en el medio, pero sin temerle a esa palabras que a tantos asustan como “fracaso”, “intentar”, “aprender” o “arriesgar”.

Desde este blog quisiera compartir ideas, proyectos, experiencia y también aprender mucho de las opiniones de ustedes. Espero que este sea un espacio útil para todos y por supuesto para mi mismo.

Page 16 of 16
1 14 15 16