No te vayas 2016, pero bienvenido 2017

Esta a punto de terminar uno de los mejores años de mi vida. Un año donde evolucione en dos mundos que tontamente pensé no se cruzaban: como empresario y como padre.

El 2016 fue un año de muchos desafíos en la empresa, el cual comenzó con una reestructura que planteamos a finales de 2015 y que nos permitió crecer como nunca. Fue un año de foco, planificación, ejecución y análisis. Decidimos realizar una fuerte reorganización en los recursos humanos y recuperar nuestra cultura (un poco perdida en 2015). El resultado fue sumamente exitoso, ya que alcanzamos índices de facturación y rentabilidad por encima de lo planificado. Cada mañana cuando llego a la empresa, la siento más sólida y segura, preparada para los nuevos desafíos. Para lograr este cambio ha sido fundamental contar con un grupo de management profesional, capacitado, pero sobretodo comprometido, él cual ha sido motor y guía.

Muchos de estos cambios profesionales los pude adquirir gracias a la otra gran escuela que tengo, el ser padre. El nacimiento de Cami (ya con un año largo) me enseño a aprovechar mejor mi tiempo, a focalizar mi atención, pero sobretodo a tener paciencia en esperar los resultados, en entender que nada es inmediato y que no soy el centro (esto me cuesta mucho aún).

Otra gran enseñanza que me llevo de este 2016, es el de aprender a manejar mejor las expectativas y los tiempos. Aprendí cuanto sobrevaloramos los resultados inmediatos y lo malo de ser impaciente, en cambio entendí lo bueno que es trazar un plan largo, comprender que cada etapa tiene su tiempo. La empresa (y mi vida) dejó de ser día a día, para convertirla en semanas/meses primero para luego año(s). Pensar en largo plazo me ayudo a ser más estratégico. El 2015 marcamos un nuevo inicio, el 2016 fue el camino y en 2017 espero que consolidemos nuestro plan de ruta.

Hoy me siento extraño, porque se va tal vez el mejor año de mi vida, pero a su vez me siento expectante y ansioso de continuar los desafíos en este nuevo año.

Para todos, el deseo que 2017 sea un gran año.

Un comentario en “No te vayas 2016, pero bienvenido 2017”

Los comentarios están cerrados.