La importancia de tener socios

Muchas personas creen que los emprendimientos o las empresas son esfuerzos personales. Esta idea no es incorrecta, pero creo que tampoco esta bien formulada.

Los emprendedores necesitan la mayoría de las veces poder contar con apoyo en muchos sentidos para desarrollar sus proyectos. Uno de los grandes pilares, es justamente el poder delegar varias tareas en diferentes personas, incluso compartiendo con ellos el negocio, aunque poco hayan tenido que ver con el proceso de la idea original.

Uno de los dilemas mas comunes de un emprendedor es el saber elegir correctamente a sus socios.

Sin dudas que para un emprendedor, enamorado de su idea, trabajar con socios no es algo sencillo. En mi caso, en casi todos mis emprendimientos, conté con la presencia de otras personas que me apoyaron desde esta condición y sin dudas otorgaron un valor agregado fundamental a los mismos.

Mis emprendimientos más exitosos nunca fueron solo, por el contrario. He tenido la fortuna/virtud de poder elegir muy bien a las personas que me acompañaban, tanto por confianza, visión como por división de trabajo. Esto hizo que la convivencia dentro del proyecto fuera fundamental.

Otro aspecto que me ha sido muy importante, es conocer con quien trabajo, tanto defectos como virtudes para saber que podemos esperar del otro y como manejar las expectativas. Es ideal si todas las partes, pueden trabajar y ganar por igual, esto sin dudas pule mucha de las asperezas naturales.

En pocos días, estaré anunciando el desarrollo de un nuevo emprendimiento, el cual me atrae mucho la condición que  la mitad  de la sociedad son personas nuevas para mí. Pero este ha sido un muy buen ejercicio para conocer otros modelos de trabajo, así como para intercambiar ideas con personas que piensan y trabajan realmente distinto a mi.

Hay varios puntos que aconsejo a la hora de elegir socios o formar una sociedad:

  • Elijan sus socios con la mayor libertad posible
  • Desde el comienzo dejen muy en claro el rol y participación de cada uno (en caso de ser posible, por escrito)
  • Las mejores sociedades, se producen en los momentos de éxito de la empresa. Pero cuando las mesetas llegan, hay que ser muy inteligentes para mantener las sociedades sanas
  • Intenten buscar socios complementarios, sobretodo en roles de confianza donde uno no es fuerte
  • Nunca se lleven mal con la pareja de su socio
  • Un socio no es siempre un amigo, las sociedades se suelen disolver. Esto son negocios y debemos cuidar siempre nuestros intereses

Estos puntos no son absolutos, pero me han servido como guía para poder desarrollar alianzas que perduren en el tiempo y que sean rentables.

Un consejo a todos aquellos que estan en relación de sociedad con alguien: sean tolerantes, fijen sus metas en el proyecto, no deben ser amigos de su socio obligatoriamente y antes de critiar al otro, siempre estén seguros de dar el 110% de ustedes.