Entropay y un discurso peligroso

Una de las áreas que más me preocupan del juego junto a la legislación, son los métodos de pago.

La forma en que un cliente interectúa con el operador tanto para depositar como para cobrar sus ganancias, es uno de los procesos que más me atraén. Es por esto que conozco desde sus inicios la operación de Entropay, pero desde hace tan sólo dos años, conozco a su CEO Alex Mifsud.

Entropay es básicamente un ewallet o billetera virtual, un método para que los clientes no utilicen su tarjeta de crédito directamente, ya sea porque el banco emisor prohibe el juego o simplemente por comodidad para cobrar las ganacias que el jugador pueda llegar a tener en la sala.

En los últimos años han concentrado su desarrollo en tratar de interactuar con el cliente de la forma más simple posible, para que su plataforma pasara inadvertida al apostador. Uno de los cambios más significativos que han tenido ha sido el trabajo constante contra fraudes o lavado de dinero. Así también han trabajado mucho en la registración de nuevas cuentas, bajando por ejemplo de siete a tres páginas las necesarias para abrir una nueva cuenta.

Por estas razones y muchas otras Entropay ha sido un referente hablando de métodos de pago, aunque la conferencia que brindó Alex en PowerLatam, debo confesar que me sorprendió y dejó pensando bastante.

Para ser concretos, en ella Entropay lanzaba un nuevo servicio para operadores, por el cual el método de pago se transformaba en un afiliado y vendía a performance la base de clientes que poseía. Cuando hablo de base de clientes, me refiero a todos los usuarios que usaron Entropay para depositar en un casino, sala de poker o bingo.

Ahora, si un operador confía en Entropay para hacer que sus clientes depositen, ¿es justo que Entropay tenga la potestad de ofrecerle a otro casino o poker su base de datos? Esto pensando a nivel corporativo.

Ahora, bajando al nivel usuario, ¿confío en una empresa que quiera vender todos mis datos (sobretodo financieros) a un tercero y ni siquiera me pregunte si me interesa?

Creo que no fue una jugada inteligente la de Entropay y quiero ver qué piensan sus clientes con el paso del tiempo.

2 comentarios en “Entropay y un discurso peligroso”

  1. no es ilegal por habeas data? si el cliente no acepta explícitamente que su dato se difunda, entonces no lo puede utilizar, yo registré una cuenta esta semana…

  2. Ville, no es ilegal lo que hace Entropay. Te recomiendo que leas los términos y condiciones antes de firmar un contrato con cualquier método de pago.
    Como te decía al principio, con esta política no están infligiendo ninguna ley, aunque si están al borde ético de su relación con el cliente en mi opinión.

Los comentarios están cerrados.