¿Por qué nunca entregué la tesis?

Desde chico siempre supe lo que quería estudiar, cual era mi vocación. Cursé la escuela, el liceo y la universidad, todas ellos me formaron y me dieron conocimientos que hoy forman parte de mi, pero en el transcurso, siempre sentí que algo faltaba.

Cursé Comunicación Social en la Universidad Católica del Uruguay y durante los cuatro años que duró la carrera, no perdí ningún exámen. Cuando llegó el momento de hacer la memoria de grado para recibir mi título me di cuenta que durante todo ese proceso la universidad me había formado para ser un gran empleado, pero nunca me había enseñado cómo ser un gran empresario.

Siempre me enseñó a escribir para prensa, a comunicar en radio o televisión, pero nunca me enseñó cómo llevar adelante una empresa o grupo de trabajo; cómo hacer para que esa radio, periódico o tv, sea una vez mía o dirigida por mí.

Es por esta razón que dejé mi tesis a medio hacer y me mudé a Argentina, junto a mi mejor amigo Diego, que sintió lo mismo que yo pero en la carrera de Ingeniería. Desde entonces, ambos comenzamos a formar varias de las empresas que hoy tenemos.

Seis años después, miro para atrás y veo a casi todos mis compañeros de curso, ya licenciados. Algunos de ellos tienen buenos puestos en grandes empresas, muchos otros no trabajan de lo que estudiaron o ni siquiera tienen trabajo.

Siempre bromeo que mi título está en mi cuenta bancaria y no enmarcado.  De 100 personas que comenzamos la generación ’99, tan sólo dos de nosotros apostamos por nuestros propios proyectos y formamos nuestras empresas.

Reconozco que ser emprendedor no es sencillo, la universidad me enseñó mucho, pero la experiencia en el “mundo real” me formó mucho más que la educación académica. Una me educó a redactar un excelente curriculum vitae y la otra me enseñó cómo generar empleos.

Este año quiero entregar mi memoria de grado y terminar esa etapa de mi vida. Con esto no estoy alentando a dejar de lado los estudios, al contrario, siento que son muy importantes, pero la Universidad no es el fin de nada, sino sólo el principio.

Un comentario en “¿Por qué nunca entregué la tesis?”

  1. Totalmete de acuerdo contigo Daniel , yo creo que al dejar la universidad estas preparado para aprender realmente y entender .Por eso el estudio es importante , pero para el emprendedor es un plus , no la razon, otra herramienta mas, el juego se aprende solo en la cancha, y a fuerza de errores.

Los comentarios están cerrados.